Valores Institucionales contemplados en Código de Ética


Integridad:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta son coherentes entre lo que piensan, sienten, dicen y hacen. Trasmiten confianza porque hacen lo correcto; se sustentan en el conocimiento técnico, la razón y la experiencia adquirida durante el cumplimiento de sus responsabilidades.

Transparencia:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta desarrollan sus actividades de manera transparente, facilitando el acceso a la información, la participación ciudadana y la rendición de cuentas, generando un ambiente amigable con la ciudadanía mediante la confianza y el buen uso de los recursos públicos.

Calidez:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta tratan amable y cortésmente a sus clientes y usuarios, procurando que el ciudadano atendido se sienta como en su casa. Como formas de expresión ponen en práctica la amabilidad, cordialidad y don de gentes; desterrando la discriminación y respetando las diferencias en género, raza, edad, religión, etcétera.

Solidaridad:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta promueven y practican la solidaridad no como simple acto caritativo o generoso, sino como el compromiso de dar, ceder, escuchar e incluso sacrificar sus intereses para las causas o necesidades de sus clientes, usuarios y compañeros así como para la comunidad.

Colaboración:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta laboran dentro de un marco de cooperación con el fin de alcanzar los objetivos de la Visión y Misión institucional, reconociendo que los resultados alcanzados son producto del aporte de cada una de las áreas que conforman la entidad, fomentando la integración y el desarrollo del trabajo en equipo.

Efectividad:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta desempeñan las funciones con espíritu emprendedor, superando desafíos y orientados a proteger los intereses de la institución; cumpliendo sus responsabilidades con efectividad y procurando eliminar errores o atrasos en la prestación del servicio.

Respeto:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta fomentan el respeto en el propósito de la buena imagen institucional. Un servidor respetuoso acepta las normas del mundo externo y evita apropiarse o dañar aquello que no le pertenece. Este principio no se refiere solo a los objetos materiales, sino a todo aquello que es un derecho de los otros: su vida, moral, integridad física, vocación profesional, decisiones, costumbre, libertad y proyectos más importantes.

Responsabilidad:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta toman decisiones soberanas y tienen la capacidad de dar respuestas oportunas y valiosas, proyectando la excelencia en el servicio brindado. Desarrollan sus tareas según los objetivos de la entidad, logrando resultados oportunos y de calidad para satisfacción de clientes internos y externos.

Lealtad:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta ponen en práctica valores como fidelidad, franqueza, nobleza, honradez, sinceridad y rectitud, todos estos re direccionados en la lealtad, que se traducen en el compromiso de brindar al cliente un servicio adherido a la verdad. Al mantener la confidencialidad de la información a la que acceden en sus áreas de trabajo, aseguran un uso eficiente de los bienes e información, y procuran que los registros e informes sean confiables y precisos, sin alterar ni falsear el contenido de los documentos.

Buena Actitud:

Los servidores de Autoridad Portuaria de Manta promueven la buena actitud que es un valor fundamental para reflejar la predisposición de cumplir con sus responsabilidades. Ser comprometido, pro activo y diligente, no es algo que se dice, sino que debe ser demostrado con hechos en el cumplimiento de las funciones del servidor. Esto genera un efecto sinérgico que redunda en la consecución de los resultados deseados.